lunes, diciembre 11, 2006

Bibliotecas digitales: descargas, lecturas e impresiones de libros

El debate está servido. El proyecto Google Book Search no parece gustar a todo el mundo. Así queda reflejado en el artículo publicado por Barrapunto en el que se comentan las intervenciones del Seminario sobre bibliotecas digitales celebrado el pasado mes de marzo.

En el citado seminario, Google explicaba que un 20% de los libros que hay en las librerías tienen declaración de dominio público, otro 20% está a la venta sin esa condición y el 60% restante se encuentra en una zona"gris" (libros "huérfanos") que no se puede comprar en las librerías ni descargar legalmente de la red.

Los libros de dominio público se pueden leer íntegramente, parece que se podrán imprimir pero no queda tan claro si se podrán descargar. Google deja a los editores que decidan si se podrá mostrar una página, cinco o el libro completo. La polémica está servida: pago por visualización, impresión bajo demanda, inclusión de anuncios en los libros, incluso posible pago por página o capítulo de libro.

14 comentarios:

Daniel C dijo...

Google está desarrollando una labor que no han realizado aún las instituciones europeas, presas de la burocracia.
El hecho de que se puedan consultar a través de internet libros digitalizados es siempre positivo, con independencia de que el servicio sea o no de pago. Y los libros físicos siguen existiendo, de modo que no parece que se pierda nada con la digitalización.

Maria Jesus dijo...

Yo creo que si la mayoría de obras que se van a digitalizar en el proyecto Google Book Search son aquellas que no se pueden comprar en librerías ni descargar legalmente, este es un gran proyecto sobre todo para la investigación. En cuanto a la opinión de que solo se deberían digitalizar los libros difíciles, exclusivos y poco accesibles al igual que los más usados, yo veo bien que se digitalicen estos los primeros, pero si el proyecto abarca más, hay presupuesto y ganas para continuar, veo bien que se digitalice todo lo que se pueda. Me parece estupendo que se intente el acceso fácil y gratuito respecto a la cultura a la parte mayor posible de la sociedad. Pienso que si en Canadá se está haciendo una base de datos de obras de dominio público no entiendo por que nosotros tenemos que tener complejos en la puesta en marcha de un proyecto similar y ambicioso. El proyecto de las Universidades Europeas no debiera ver una amenaza al proyecto Google Book Search, si no un complemento al suyo para la difución de cultura, además hoy en día todo de digitaliza así que no entiendo por que nos asustamos ante este proyecto.Aparte si es verdad que los editores están de acuerdo con el proyecto no le veo el problema y si estos proyectos se usan para el impulso de los editores y de creadores incluso puede benefiar a todos. En conclusión creo que aunque se digitalicen obras, el papel de las librerias y del libro tradicional siempre será fundamental y se seguirá comprando o a caso las bibliotecas han frenado esta venta de libros. En una biblioteca también se pone al servicio del público la producción bibliográfica.Es al contrario según mi opinión,la difusión de la cultura fomentará la venta de libros.

Juan Carlos Mejía dijo...

De la lectura de este artículo de Candiman podemos extraer varios asuntos:

Hay diferentes puntos de vista entre las mismas editoriales. Por un lado las que son favorables o al menos muestran cierto interés en formar parte de estos nuevos proyectos de libros en la red, como Mondadori, y aquellas que son contrarios, como Planeta. Las razones que da el representante de esta última no aclaran mucho. Bajo mi punto de vista no creo que el colgar ejemplares digitalizados de libros vaya a suponerles pérdida alguna o una bajada de sus ventas. Y si no pensemos:¿cúanta gente se lee un libro entero en formato digital? En todo caso se habla de obras que ya no tiene derechos de autor, o que sus autotes los han cedido para estos proyectos, al menos hasta donde yo sé. Entonces, ¿cuál es el problema señores editores?

Otro dato a señalar es la lentitud que parece llevar el proyecto de la Biblioteca Europea frente a las iniciativas de Google Book Search y The Open Library. La cosa no parece acabar de arrancar.

El autor en el artículo también incide en algo que a mi me parece esencial, al parecer las obras de dominio público que digitalice Google no van a estar disponibles para su descarga por los internautas. Esto me llama mucho la atención porque yo me he descargado de este servicio más de uno y sin problemas (en formato pdf). Esperemos que esto no plantee problemas y podamos disponer de una gran biblioteca digital, sea a través de Google, o de cualquier otra institución.

PaLoMa.8a dijo...

Que Google se meta en este tipo de proyectos, sin duda es un acierto, ya que hoy por hoy es la web con más alcance que existe, por lo que llegará a una mayor cantidad de personas.

Sin embargo, leyendo el artículo, hay puntos que no se ven muy claros, como el acceso a determinados documentos, estos son los libros de dominio público. Como bien se ha señalado en comentarios anteriores, si el modo de acceso se deja en manos de los editores, está claro (desde mi punto de vista) qué pasará, ya que al fin y al cabo es un negocio que les puede salir realmente rentable, aún a costa de la cultura de la sociedad, pero estos mismos editores no parecen tenerlo tan claro y piensan que colgar ejemplares digitalizados, puede suponer una pérdida de sus ganancias.

Como han dicho anteriormente mis compañeros, no debería haber ningún tipo de impedimento en consultar estos documentos, ya que la gran mayoría de la gente prefiere leer un libro en formato papel y no en formato digital.
Al hilo de esta idea, el hecho de que Google no posibilitara la descarga de las obras de dominio público, me parece en cierto modo absurdo, no estamos hablando de música y su "topmanta", por lo que no creo que se monten "topmanta librarios".

En definitiva, la base principal de este proyecto creo que debería ser el impulso de la información, la cultura y la investigación y esto es lo que nos llevará a nosotros como usuarios y clientes a seguir comprando libros en soporte papel.

LUZ EXTERIOR dijo...

El proyecto Google Book Search, es positivo tanto en la conservación como en la difusión del conocimiento global, siempre teniendo en cuenta los acuerdos con los editores para no sobrepasar la Ley de propiedad intelectual vigente.

Además la sociedad sigue demandado los libros impresos ya que realmente un mínimo de personas leen una novela por internet, es decir que el mercado editorial no se resentiría.

Por otra parte hay qie tener en cuenta la competencia que se está produciéndo entre la Biblioteca Europea y el proyecto de Google Book Search, yo creo que tendrían que unirse en un sólo proyecto común ya que tienen el mismo objetivo como es la difusión de la cultura en vez de buscar diferencias, deberían encontrar similitudes y aunar sus fuerzas.

El artículo publicado por barrapunto, informa que el proyecto Google Book Search según declaraciones de Marco Marinucci, donde nos explica que las descargas de los libros de dominio público no serán libres, estas palabras han creado mucha controversia en diferentes ambientes por ejemplo Juan Manuel Abascal, el director de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, dijo "Somos públicos y gratuitos, y nos enorgullecemos", también la asociación Authors Guild of America, que agrupa a autores, y la Association of American Publishers, han presentado demandas judiciales contra Goggle por lo que consideran una “violación masiva de los derechos de copia”.

Arantxa dijo...

En una de las ponencias realizadas durante el Seminario organizado en la Residencia de Estudiantes, me resulta curioso que se plantee la idea de la función que cumplirán las Bibliotecas una vez se siga incrementando las colecciones digitalizadas.
No creo que proyectos como el de Google Book Search, supongo una amenaza para ellas y para las librerías porque al contrario que en otros sectores como el musical, la piratería no será algo a lo que se recurra de forma habitual, porque la lectura en pantalla además de ser un 25% más lenta, es mucho más pesada y aún le damos mucha importancia al formato en el que lo adquirimos. Y en caso de que se diese, es mucho más fácil hacerlo a partir de librerías, con sistemas de reprografía e impresión.
Las ventajas que ofrece, aporta beneficios a todos: a editores dando a conocer sus libros, a bibliotecarios consiguiendo más visitas para el préstamo y a usuarios permitiéndoles conocer más colecciones e incluso libros de difícil acceso.
Proyectos como el la BDE deberían de seguir el ejemplo de otras como Google o Canadá (con su BD de libros de dominio público) y aunar fuerzas para que el acceso a la cultura sea rápido y lo más seguro para todos y suponga una integridad de proyectos y no una lucha por el dominio del sector.

Niove dijo...

Esther García: creo que es positivo que los libros sean digitalizados y de acceso libre a la totalidad de su contenido. Es cierto que los autores no tienen porque perder dinero por ello, también hay que especificar que son las editoriales las que se ven más perjudicadas. Seguramente habría que cambiar el chip, creo que la gran mayoría prefiere leer en el formato tradicional, pero si bien es cierto que para trabajos y estudios, facilitaría enormemente una copia digital sobre la que se puede buscar, indizar, seleccionar...Se debe de buscar el equilibrio y poner unas condiciones justas tanto para el lector como para el escritor. Las editoriales serán las que tendrán que buscar adaptarse a las nuevas necesidades del mercado si no quieren verse relegadas en este nuevo camino que se inicia.

trini yrosa dijo...

Yo estoy de acuerdo con la digitalización de libros pero lo que no me parece también son las condiciones que ponen para su visualización y descarga. Por eso me parerce bien lo que dijo Teresa Malo: "que la Biblioteca Nacional no va a invertir dinero en un proyecto que no sea de dominio público". Además considero que Google Book Search debería ser un instrumento para fomentar la cultura más que una forma de ganar dinero. Por eso considero que no deberían de promover un enlace con el editor antes que con una biblioteca que tenga los fondos, ambos enlaces deberían de estar en igualdad de condiciones y ser el usuario quien decida lo que le biene mejor según el caso.
Tampoco entiendo por que los libros de dominio público no van a estar disponibles para su descarga.
Estoy de acuerdo con el autor del articulo en que las bibliotecas universitarias no deberían de estar colaborando en el proyecto hasta que este punto se hubiera modificado.
Lo que se puede sacar en claro es que aunque por un lado hay ventajas en la digitalización,como la mayor difusión y comodidad, no es todo tan bonito como parecía en un principio. A Google lo que le interesa es ganar dinero y por eso se esta poniendo deacuerdo con los editores sin consultar los intereses de los lectores. Claro que Candyman nos da parte de la solución al mencionar emule como lugar de descargas.

Elena Djukic Gómez dijo...

Yo opino que cualquier manera de facilitar el acceso a la información y a la cultura está por encima de cualquier debate.

El hecho de tener la facilidad de consultar ejemplares a través de Google books no es si no una forma de gran biblioteca sin fronteras ni barreras físicas.

Lo que no comprendo es el miedo a la caída de las ventas de los libros físicos, pues sería como decir que si un libro está en una biblioteca pública a disposición de los usuarios no se va a vender,cuándo en realidad suele ocurrir lo contrario.

Gonzalo dijo...

Gonzalo.- Yo encuentro dos problemas:
El primero que las instituciones públicas no tienen dienro suficiente para llevar a cabo la digitalización de sus fondos como es el caso de la Biblioteca Nacional, y quizás es por eso que vayan tan despacio.
Por otro lado, los que si tienen dinero son las grandes empresas, en este caso Google, que, aún haciendo un gran servicio público con la digitalización de las obras, no deja de ser una empresa y como tal busca como conseguir beneficios.
Ante esto, veo mal que no pongan en libre acceso los libros sin derechos de autor, al igual quepuedo entender las reticencias que pueden tener las editoriales, que ven como pueden un trozo del pastel que controlan, por pequeño que sea este.
¿Soluciones para que acabar todos contentos? Complicado, las empresas buscan beneficios, los usuarios no quieren pagar, y los que deben y tienen que facilitar este servivio, no tienen medios suficientes para ser competitivos en este campo.
Habrá que esperar para ver que ocurre al final.

Violeta dijo...

En nuestro blog además de comentar el artículo, ofrecemos un enlace al proyecto que la Universidad Complutense ha iniciado con Google.

Amaia y Violeta
http://violelu.blogspot.com

iulen dijo...

Me parece que iniciativas como Google book search es necesaria. Un libro no tiene sentido si no puede leerse, y Google no hace sino facilitar el acceso a los documentos a la gran mayoria de ciudadanos.
Además, de esta manera tendremos acceso a documentos cuya existencia nos era desconocida.
Estas iniciativas,por pioneras, son vistas con recelo por parte del sector ,cosa que dejara de ocurrir en un futuro cercano ya que el libro, aunque sea en formato digital, despierta el interés por el saber y fomenta la compra y la lectura de los libros como los hemos conocido toda la vida

eoo dijo...

Ernesto: me da un poco de miedo que Google decida meterse en el ámbito de las bibliotecas a través de este proyecto de Google Book Search, ya que solo faltaba que esta macro empresa que parece que intenta dominar el mundo intentando diversificar sus negocios a todo lo conocido, decida ahora quitarle el trabajo a los pobres bibliotecarios, desvalidos en este cruel e inhóspito mundo de la información y de la gestión de contenidos. Si ya teníamos bastante competencia entre nosotros, lo último que mejoraría la actual situación es que Google decida digitalizar los libros de las biliotecas, quedarse ellos con una copia sin que sepamos que harán con ella, y que en mi opinión finalmente cobren a los usuarios por consultar cada una de las páginas de los libros que estos soliciten. Si ellos se meten en el sector de los libros será el fin para todos nosotros, y no es broma. Rezad.

penteus dijo...

Javier García-.

Mi opinión personal sobre este proyecto es que lo barato a la larga sale caro.
No creo que "Google" ni ninguna otra empresa se ofrezca a financiar un proyecto de este tipo, con el coste que ello supone, si a cambio no va a obtener ningún beneficio de ello.
El tiempo lo dirá todo...